Luis Alberto Tejeda realiza actividades navideñas para empleados y envejecientes

Por Jarlen Espinosa
No existe mejor forma de dar que cuando se hace de corazón, como hasta ahora lo ha venido haciendo el Diputado por Santo Domingo Este Luis Alberto Tejeda.
Son pocos los empresarios y políticos que actúan como lo hace Luis Alberto.
Es una persona que ha demostrado ser humanitario más que con su discurso, con sus acciones.
luis-alberto-compartir
Como empresario, siempre se ha preocupado por agradar no solo a sus empleados, sino también, a cientos de munícipes de Santo Domingo Este, mucho antes de tener aspiraciones políticas.
Atento y detallista con los niños, las mujeres, los envejecientes (personas de la tercera edad), los jóvenes, en fin, “no come cuentos” con sus munícipes.
Como político ha sabido marcar una diferencia entre aquellos que hacen política desde un buró, y los que como en su caso, no solo asiste y ayuda a zonas afectadas sino que también comprueba personalmente el grado de daños, tal como lo demostró con el paso del huracán Matthew.

El da la cara a sus munícipes.
No creo que se le haga difícil esto de la política, por el simple hecho de que es una persona a quien se le nota por encima la satisfacción personal que siente al llevar alegría a cada una de las personas que beneficia.

Cada afecto que recibe por parte de ciudadanos de Santo Domingo Este, sencillamente se lo ha ganado, reitero, no con palabras, sino con acciones.
Con esta forma tan humanitaria que posee Luis Alberto Tejeda, llegará tan lejos como se lo proponga.
Les dejaremos con algunas imágenes compartidas por el diputado de Santo Domingo Este a través de sus redes, las cuales muestran parte de lo que sucedió en dos actividades realizadas por Luis Alberto, una para sus empleados y otra para los envejecientes (personas de la tercera edad).


 

Vea también

Junior Martínez recibe a decena de perremeístas que se suman a sus aspiraciones de ser alcalde de Santo Domingo Norte en el 2024

Agradece la integración de Ángel Medina y su equipo de trabajo Por Angely Quezada. Santo …