Arcángel, Farruko y Bad Bunny respetan a RD sin hipocresía

«Alguien que de ofenderse puede perder quien lo reguarde, se requiere de valor pa´ ser un hombre tan cobarde» Wilmer Robert.

Por Jarlen Espinosa.
Santo Domingo. – Tres grandes de la industria de la música urbana, sin duda lo son Austin Santos (Arcángel), Carlos Reyes (Farruko) y Benito Martínez (Bad Bunny), quienes han demostrado más que su amor por la República Dominicana, su respeto.

Hace algunos años los intereses monetarios dentro de la industria fueron desplazando un valor bajo el cual se forjó el movimiento urbano y que el dinero hasta ahora no ha podido comprar, el respeto.

Arcángel, Farruko y Bad Bunny, al igual que otros artistas de la hermana isla de Puerto Rico, han colaborado con los exponentes de RD, sin necesidad de sentirse «Dioses» imponentes ante los cuales no se puede cometer ningún error porque de ofenderse, su «humildad» cae como maquillaje barato ante la realidad de su rostro, ese que al dejarse ver tal cual, solo muestran una sola cosa «ego de grandeza».

Ego que le impide escribirle o llamar a un colega de la isla hermana, RD, quien es digno de respeto por llegar hasta donde está sin disqueras (algo digno de admirar), y decirle «hermano, esa publicación no está correcta por X o Y razones).

Arcángel aprendió a conocer el pensar de su segunda casa RD durante la guerra con el Lápiz Conciente, quien posee uno de los nichos de seguidores más radicales y pese al fervor de la competencia, se manejó y hasta el sol de hoy se ha manejado como un barón al que se le ama y respeta en RD porque es lo que ha brindado a nuestros país y artistas.

Farruko, otro barón que merece respeto por la forma en que ha acogido a nuestros artistas, Ala Jaza, El Alfa, Chimbala, Nino Freestyle, entre otros, sin creerse un «Dios» y sin dejar que el «negocio» le robe su esencia y libertad de pensar y expresarse según lo que siente.

Bad Bunny, la República Dominicana supo de esta estrella tras participar con Arcángel y otros artistas en Tu No Vive Así, el principal impulso que tuvo el fenómeno hoy conocido como El Alfa, más que en su primera colaboración Dema Ga Ge Gi Go Gu, en la segunda con La Romana.

No fue la colaboración con Anuel AA con el tema Con Silenciador de mayor impacto, esta fue hace dos años y solo tiene más de 60 millones de reproducciones mientras que los temas anteriores junto a Bad Bunny más de 140 y 204 millones respectivamente.

Por todo lo anterior mencionado, solo queda reiterar el amor y respeto que existe aquí en la República Dominicana para esos tres grandes a los que la industria no les ha robado la humildad, a diferencia de otros que lejos de poseer esta virtud, solo se visten de esta para aparentar lo que hace tiempo el negocio les robó hasta desnaturalizarlos y hacerlos perder su esencia.

 

 

 

 

Vea también

(Vídeos) La Mina Record lanza álbum con decena de artistas y colores urbanos

Poder Urbano. Santo Domingo. – La compañía de música urbana de la República Dominicana, La …